6 habilidades comunicativas para trabajar en equipo imprescindibles

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Las habilidades comunicativas para trabajar en equipo son indispensables para conseguir objetivos dentro de la empresa. Muchos jefes valoran las habilidades comunicativas de los candidatos a un puesto dentro de su empresa, por eso es muy importante que desarrolles y fortalezcas estas skills. Lo que nunca debe faltarte es la confianza en ti mismo y contar con el deseo de mejorar estas cualidades, no solo para conseguir un puesto de trabajo, sino para poder desarrollarte mejor en el futuro.

¿Qué son las habilidades comunicativas para trabajar en equipo?

Como ya sabes, el trabajo en equipo se realiza entre un grupo de personas que buscan un objetivo en común. Al trabajar en equipo se ponen a prueba las capacidades de cada miembro, porque este tipo de tarea requiere de la suma de actitudes, aptitudes, conocimientos y destrezas de las personas que trabajen en conjunto. Al sumar todas estas aptitudes, se obtienen mejores resultados y el trabajo es posible que salga mucho mejor.

Pero la base de todo trabajo en equipo es la comunicación. Sí, el saber conectar con las personas que componen tu equipo, el saber hablar con ellos, expresar tus ideas en voz alta y que los demás las entiendan. No te olvides de que este tipo de tareas requiere de una estructura bien organizada y el trabajo se reparte para que haya más eficiencia. Pero, para que todo esto ocurra, es muy importante que las personas que conforman el equipo sepan entenderse; por eso, las habilidades comunicativas para trabajar son importantísimas.

Saber escuchar es una de las habilidades comunicativas para trabajar más importantes

Y es que cuando trabajamos en conjunto no solo se expresan las ideas (algo clave para la organización), sino que es necesario presentar argumentos convincentes que sustenten nuestras ideas. ¿Por qué deben los demás aceptar lo que propones? ¿Por qué lo que tú piensas es lo que debería hacerse? Básicamente debes de contar con la capacidad para hacer que tus ideas valgan y se pongan en marcha. Ojo, no quiere decir esto que te conviertas en el líder del equipo de trabajo e intentes que los otros hagan tu voluntad. Ten en cuenta que tú no eres lo más importante, lo que verdaderamente importa es cumplir con un trabajo, proyecto, meta u objetivo.

Para poder terminar un trabajo en equipo de forma satisfactoria, es necesario que haya compromiso por parte de sus integrantes; es indispensable que estos se complementen, puedan coordinarse y exista confianza entre ellos; pero, lo más importante, es que se comuniquen. Si sueles realizar proyectos en equipo, te interesa conocer cuáles son las habilidades comunicativas para trabajar, pues con ellas podrás entender a cada miembro de tu grupo de trabajo. Te contamos también que siempre puedes trabajar para mejorar estas habilidades leyendo libros o apuntándote a algún curso.

Habilidades comunicativas para trabajar en equipo

Empatía

La empatía es una de las habilidades comunicativas para trabajar en equipo más importantes. Con ella, podrás conocer y entender mejor a todos los miembros de tu grupo de trabajo. Y es que es fundamental que logres ponerte en el lugar de las otras personas para comprender mejor las necesidades de cada uno. Por ejemplo, quizá se asigne a la persona más tímida la tarea de hablar en público y defender la presentación ante los jefes: en ningún momento debes de dudar de su capacidad, simplemente debes ponerte en su sitio y hacerle saber que puede confiar en ti para analizar otras tareas que puede hacer en vez de esa, si no está convencida. Lo más importante es priorizar las necesidades de todos los integrantes del grupo.

Saber escuchar

Un pilar de la comunicación que te aconsejamos poner en práctica, no solo en el terreno laboral sino también en el personal. La gente valora mucho a una persona que sabe escuchar, que está atenta, es paciente y es capaz de oír los puntos de vista y propuestas de los demás sin interrupciones. Aunque es una de las habilidades comunicativas más importantes, no todo el mundo la tiene. Junto con la empatía, el saber escuchar puede abrirte muchas puertas.

Tienes que saber escuchar lo que los demás quieren decirte, pero no solo eso. Debes prestar atención, «memorizar» un poco la información que los otros te proporcionan, reflexionar y entender; y, después, dar tu opinión. Si un miembro del equipo no sabe escuchar, es muy posible que las ideas no fluyan o que el equipo esté desorganizado.

Respeto

Algo que todos exigen, pero que cuesta trabajo otorgar. ¿Cuántas veces te ha ocurrido que alguien no está de acuerdo con lo que tu dices, piensas o crees y otro viene a intentar hacerte cambiar de opinión porque piensa que tu juicio de valor no está bien? Y no es que lo que tú pienses no esté bien, es que puede ocurrir que tu interlocutor no esté de acuerdo con lo que opinas y no lo respete. Estamos seguros de que este tipo de actitudes no te parecen apropiadas.

Por eso te decimos que, en un grupo de trabajo, es indispensable que exista respeto por parte de sus integrantes. No siempre vas a tener la razón en todo lo que dices, por eso debes de respetar y valorar lo que otros tienen que proponer. Con el respeto conseguirás confianza, uno de los pilares del trabajo en equipo y, además, habrá sinceridad. Algo que agradecer en estos tiempos.

La comunicación verbal y no verbal son pilares de las habilidades de trabajo en equipo

Pensamiento crítico y objetivo

¿Cuántas veces te pasó, como estudiante, que algún miembro de tu equipo no te agradaba? Puede ocurrirte lo mismo en el trabajo. No todos tienen que agradarte, pero eso no significa que no puedas trabajar con ellos. Si alguien tiene una idea u opinión, debes de escucharla y valorarla de forma objetiva pensando siempre en el bien común (en este caso, que el proyecto salga adelante).

Por otra parte, debes de saber dar una crítica constructiva y objetiva en caso de que una propuesta no te convenza del todo. Además, debes de saber aceptar cuando alguien te haga un comentario respecto de alguna idea propuesta por ti. Y, por supuesto, saber aceptar errores de manera civilizada. Pero ojo, que no solo tú cometes errores: cuando un miembro de tu grupo de trabajo se equivoque, debes de saber decirle (de buena manera, siendo objetivo y crítico) que se ha equivocado.

Saber hablar, una de las más importantes habilidades comunicativas para trabajar en equipo

Evidentemente, qué serían las habilidades comunicativas para trabajar sin la capacidad de expresarse en voz alta. No todas las personas son capaces de expresar lo que piensan. Y está bien. Hay a quienes les cuesta más trabajo que a otros, pero por eso te invitamos a que intentes desarrollar esta habilidad. Debes de ser capaz de decir lo que piensas respecto del proyecto a realizar; debes de dar tu punto de vista de forma clara y concisa. Para eso es muy importante que te prepares el tema como es debido.

A veces la lengua no es suficiente, también se necesita de mucha preparación y tener un dominio del tema a tratar. Pero no solo eso, no basta con hablar de tal o cual tema, debes de expresar tus ideas de tal manera que las personas que te escuchan las comprendan y deseen tomarlas en cuenta. No basta con hablar mucho: necesitas saber expresarte adecuadamente.

Comunicación no verbal

Tal vez lo tuyo no sea hablar mucho, quizá te cuesta un poco. Y aquí entra la comunicación no verbal. Por un lado tenemos al tipo de comunicación escrita en un papel y que permite expresarte con libertad y es que, aunque cueste creerlo, hay personas a las que se les da mejor escribir que hablar y viceversa. Tal vez no seas el que va a exponer la presentación ante los clientes, pero sí que puedes encargarte de la redacción del discurso, por ejemplo. No te sientas mal por ser solo el que escribe, pues se considera que la escritura es el más alto nivel de aprendizaje de la lengua. Quien escribe bien, puede expresar sus ideas, opiniones y puntos de vista. Aquí se engloban todas las formas de comunicación: saber escuchar, saber leer y saber hablar.

Con comunicación no verbal no solo nos referimos a la forma escrita. También debes de trabajar con la postura de tu cuerpo. El cuerpo habla por sí solo. Cuando estamos tensos, incómodos o, por el contrario, relajados, tu cuerpo se carga de enviar un mensaje. Por eso es fundamental que mejores este tipo de lenguaje. Por ejemplo, ¿eres de los que suelen reaccionar levantando el ceño? ¡Intenta no hacerlo! Puedes parecer arrogante o déspota y quizá eso es todo lo contrario a tu forma de ser. Por eso te aconsejamos que intentes «mejorar» tus expresiones. Las posturas de tu cuerpo son clave para saber lo que otros piensan de ti y los empleadores lo saben. Y es que nuestro cuerpo, mudo, a veces habla demasiado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.