Guía para comprar un piso para alquilarlo y conseguir rentabilidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Cuando una persona piensa en invertir pero no tiene demasiados conocimientos sobre administración de negocios y empresas, una de las opciones que le puede resultar más tentadora es la de las operaciones inmobiliarias. Después de todo, podría bastar con una guía para comprar un piso para alquilarlo para orientarse.

Si bien existen otras alternativas como reformar un piso para luego venderlo a un precio mayor, la opción de los alquileres es la más elegida ya que es también la más sencilla en apariencia.

Pero, pese a que no se trata de una mala opción de inversión, esto no quiere decir que carezca de riesgos y se trate de una apuesta totalmente segura. Hace falta tener en consideración varios factores para asegurarse de que el alquiler genere una buena rentabilidad.

Por ello, presentamos una guía para comprar un piso para alquilarlo, de manera que puedas meditar en profundidad si realmente te conviene y, en caso de que sea así, puedas sacarle el máximo provecho.

compra de inmueble para alquiler

Guía para comprar un piso para alquilarlo

Aunque se trata de uno de los modelos de negocios más antiguos que existen, y también uno de los más conocidos, el alquiler de pisos no es el más utilizado. Comprar un local o casa para alquilarla implica una inversión inicial alta, así que está reservado a personas con un capital considerable.

Pero esto también significa que se debe analizar cómo de rentable pueda resultar la compra de bienes inmuebles de acuerdo a la situación económica nacional del país en que se daba invertir. Para ello hay que tener en cuenta los factores que se verán a continuación.

Precio

El coste de la inversión está ligado a muchos factores diferentes. La situación económica del país en que se plantea seguir la guía para comprar un piso para alquilarlo influye mucho en el valor de los bienes inmobiliarios.

Debido al panorama de incertidumbre económica a raíz de la pandemia de Covid-19, resulta difícil predecir si los precios de los bienes inmuebles se mantendrán estabilizados o podrían bajar considerablemente en un futuro.

En caso de que baje, la mejor estrategia sería esperar a que los precios toquen fondo, ya que en el futuro aumentarían su valor. Siempre se debe recordar que mientras más bajo sea el precio de la vivienda, más rápido se podrá recuperar la inversión inicial.

Demanda de alquileres

Ya quedó claro que encontrar una vivienda de bajo precio es lo ideal, pero no en todos los casos. A la hora de evaluar el coste de inversión se tiene que tener en cuenta la demanda de alquileres.

En ciertas zonas se pueden conseguir pisos muy económicos, pero debido a otros factores podrían no ser muy deseables, por lo que alquilarlos puede llegar a ser muy difícil. De la misma forma hay zonas donde los bienes inmuebles son muy costosos, pero se pueden alquilar con suma facilidad.

Además, la situación económica del país también influye en el nivel de demanda de los alquileres. En el caso de España la crisis laboral motiva actualmente a un porcentaje considerable de la población a que opte por los alquileres en vez de la compra de una vivienda propia. Por tanto, la demanda de bienes inmuebles de alquiler es favorecedora.

Por tanto, hacer un estudio previo de la demanda de alquileres en el lugar en que se plantea tener el alquiler es indispensable antes de realizar la compra de bienes inmuebles.

Tamaño

Este factor se ignora mucho, pero su importancia es crucial. Los alquileres demasiado grandes son más difíciles de alquilar, así que tienden a tener una demanda menor. Pero a la inversa ocurre lo mismo, ya que las viviendas demasiado pequeñas también suelen tener una menor demanda.

La mejor opción es optar por la compra de bienes inmuebles que tengan entre 150 y 250 metros cuadrados, lo que garantiza un equilibrio de tamaño que facilitará mucho la tarea de conseguir inquilinos.

Guía para comprar un piso para alquilarlo: consideraciones finales

Teniendo en cuenta los factores ya mencionados, la posibilidad de que puedas conseguir una buena rentabilidad después de comprar una vivienda para posteriormente alquilarla es la mejor posible.

Sin embargo, existen unas consideraciones finales que hace falta conocer antes de realizar la inversión con el objetivo de asegurar que puedas formarte unas expectativas realistas.

Conseguir inquilinos puede ser difícil

Aun cuando se investigue a profundidad el nivel de demanda de pisos y se compre uno perfecto para alquilar, no hay forma de garantizar que se podrán conseguir inquilinos en poco tiempo. En ocasiones puede tardarse bastante

Si esto llega a ocurrir, no sólo no se estará ganando dinero sino que también se perderá a raíz de los gastos de mantenimiento. Antes de optar por esta inversión hace falta considerar si estás dispuesto a correr el riesgo de que eso ocurra.

La inversión tarda en recuperarse

Independientemente de cómo de rentables sean los bienes inmuebles comprados, siempre se tarda un tiempo considerable en recuperar la inversión.  Por ejemplo, si se compra un piso de 100.000 euros y se alquila a 400 euros mensuales, harían falta más de 20 años para recuperar la inversión inicial.

Es por esto que no es una buena opción de negocio a corto y mediano plazo. Si se busca conseguir beneficios en poco tiempo, quizá sea buena idea tomar en cuenta otras opciones de negocio.

Sin embargo, en caso de que te resulte atractiva la seguridad que ofrecen los bienes inmuebles para alquilar y esto no sea problema, esta es una consideración menor.

vendededor inmobiliario

Vender es más difícil que alquilar

Algunas personas le restan importancia a los riesgos de comprar una vivienda para luego alquilarla porque piensan que si las cosas no salen bien, siempre tendrán la opción de luego venderla para recuperar la inversión.

Si bien esto es cierto, no puede considerarse como un “salvavidas”, ya que vender no es tan fácil como alquilar. Como regla general las personas piensan mucho antes de comprar un piso, pero no tanto para alquilarlo.

Por ello, se debe evitar el error inconsciente de confundir la demanda de alquileres con la de bienes inmuebles.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.