¿Es mejor una hipoteca de pocos años o de muchos años?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Una hipoteca es una alternativa eficaz que puede ayudarte a comprar una propiedad, aunque actualmente no dispongas de todo el dinero para realizar la adquisición. De esta forma, puedes acudir al banco o a una institución financiera para solicitar un préstamo hipotecario que te permita satisfacer tus necesidades importantes y pagarlo de acuerdo a tu capacidad económica. ¡Conoce si es mejor una hipoteca de pocos años o de muchos años!

Importancia de evaluar los plazos al solicitar un préstamo

Hipoteca de pocos años

Las hipotecas de pocos años, también llamadas a corto plazo, son aquellas en las que se establece un periodo corto para pagarla en su totalidad. En este sentido, solventarás tu deuda en un menor tiempo, pero tendrás que pagar una mayor cantidad durante cada cuota.

De esta forma, lograrás ser el propietario de tu casa en un tiempo máximo de 15 años al desembolsar más dinero durante cada cuota. Además, otra característica resaltante de este tipo de hipotecas es su tasa de interés, ya que suele ser más baja. Por consiguiente, al banco cobrarte menos dinero por facilitarte la hipoteca, la cantidad total que deberás pagar será menor a la de una hipoteca de muchos años.

Ventajas de la hipoteca de pocos años

Menor tasa de interés mensual

Las hipotecas de pocos años, por lo general, tienen una tasa de interés baja en relación con las hipotecas de muchos años. De esta forma, cuanto menor sea el tiempo en el que pagues la deuda, menor será la tasa de interés que te cobrará el banco.

Menor coste total

Gracias a que las hipotecas de pocos años se pagan en un periodo menor, la cantidad total de los intereses pagados durante todo el préstamo será menor. En este sentido, aunque pagarás cuotas más altas, la diferencia entre la cantidad pagada y la solicitada será menor.

Menor tiempo para pagar y ser propietario

Debido a que en este tipo de hipotecas se establecen con una duración de hasta 15 años, podrás ser propietario de tu vivienda en un menor tiempo. De esta forma, pagarás tu deuda más rápido y lograrás una mejor estabilidad financiera y social.

Ventaja de los prestamos a corto plazo

Desventajas de la hipoteca de pocos años

Mayor coste mensual

Al reducir el periodo de pago de la hipoteca el banco fraccionará la cantidad total en menos cuotas, por lo que los pagos serán mayores. En este sentido, cada cuota tendrá un mayor coste que en las de las hipotecas de muchos años. No obstante, al pagar tu deuda en un menor tiempo el coste total se reducirá y dispondrás más dinero para ahorrar.

Mayor impacto en las tasas de interés variable

Debido a que las cantidades a pagar en cada cuota suelen ser mayores, si no existe estabilidad en la economía los intereses pueden variar considerablemente. De esta forma, si solicitas una hipoteca con interés variable, las cuotas pueden aumentar y afectar tu disponibilidad de dinero.

Desventajas de las hipotecas de pocos años

Hipoteca de muchos años

Las hipotecas de muchos años, también llamadas a largo plazo, son aquellas en las que dispones de un largo periodo para pagarlas en su totalidad. De esta forma, aunque tardarás más tiempo en solventar tu deuda, lograrás reducir la cantidad de dinero a pagar durante cada cuota.

En este sentido, al desembolsar menos dinero tardarás más tiempo en ser propietario, ya que estas hipotecas se establecen en un periodo mayor a 15 años. No obstante, en este tipo de hipotecas la tasa de interés suele ser más alta en comparación con las hipotecas de pocos años. Por consiguiente, el banco te cobrará más dinero durante la hipoteca y la cantidad total será mayor en comparación con las hipotecas de pocos años.

Ventajas de las hipotecas de muchos años

Menor coste mensual

En las hipotecas de muchos años las cuotas suelen tener un menor coste debido a que el pago se fracciona en más cuotas. De esta forma, podrás tener una mayor disponibilidad de tu dinero para satisfacer tus necesidades, pagar otras deudas, ahorrar o invertir.

Menor impacto en las tasas de interés variable

Debido a que el pago durante cada cuota suele ser menor, en caso de que los intereses sean variables estos tendrán un menor impacto en tus desembolsos. No obstante, el coste total de la hipoteca puede verse afectado con estas variaciones.

Ventajas de los préstamos de largo plazo

Desventajas de las hipotecas de muchos años

Mayor coste total

Al pagar la hipoteca durante un mayor tiempo, la cantidad de interés total que deberás pagarle al banco será mayor. En este sentido, el banco tendrá una mayor ganancia, ya que deberá esperar más tiempo para recuperar su dinero y te cobrará más por la espera.

Mayor tasa de interés

Debido a que estas hipotecas se fraccionan en más cuotas, la tasa de interés durante cada desembolso suele ser mayor a la de las hipotecas de pocos años. De esta forma, deberás pagarle más dinero al banco.

Desventajas de las hipotecas de muchos años

Factores a tener en cuenta al solicitar una hipoteca de pocos años o de muchos años

Al solicitar una hipoteca o préstamo en general es importante que evalúes detalladamente las condiciones del mismo. En este sentido, podrás decidir de forma más fácil cuál es la mejor opción para ti entre una hipoteca de pocos años o de muchos años.

FactorHipoteca de pocos añosHipoteca de muchos años
Pago mensualMayorMenor
Tasa de interésMenorMayor
Impacto de las variaciones de los interesesMayorMenor
Coste total pagadoMenorMayor

¿Cuál elegir entre una hipoteca de pocos años o de muchos años?

Al solicitar un préstamo hipotecario debes evaluar tu capacidad económica, ya que de esto dependerá tu solvencia con el banco. En este sentido, debes analizar detalladamente las condiciones del banco y las ventajas de una hipoteca de pocos años o de muchos años.

De esta forma, aunque con una hipoteca de pocos años lograrás pagar tu deuda en un menor tiempo, las cuotas serán mayores. Por consiguiente, si no recibes una alta remuneración mensual puedes verte obligado a no pagar otras deudas o reducir tu presupuesto.

En este sentido, se recomienda que, al solicitar una hipoteca o cualquier préstamo, la cuota mensual establecida no sea mayor al 20% del total de los ingresos familiares. Esto te ayudará a garantizar tu solvencia económica y tener la capacidad de afrontar variaciones o eventualidades que se te presenten.

Por lo tanto, si la cantidad a pagar en cada cuota excede tu capacidad económica es recomendable que solicites una hipoteca de muchos años, ya que tendrás menos riesgos y siempre podrás adelantar los pagos para acortar el periodo.

Importancia de evaluar si es mejor una hipoteca de pocos años o de muchos años

Conclusión

Solicitar un préstamo hipotecario puede ayudarte a realizar una compra o inversión, aunque actualmente no tengas todos los recursos necesarios. De esta forma, puedes solicitar a tu banco una hipoteca de pocos años o de muchos años y solventar tu deuda de acuerdo a tu capacidad económica. No obstante, debes tener en cuenta que cuanto mayor sea el plazo de pago, mayor será la cantidad total que deberás pagar, ya que los intereses serán mayores.

En este sentido, al reducir el plazo la deuda se fraccionará en menos cuotas y deberás desembolsar periódicamente una mayor cantidad de dinero. Por consiguiente, antes de acudir a tu banco debes evaluar sus condiciones para solicitar una hipoteca de pocos años o de muchos años, así como tu capacidad económica.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.