¿Cuál es la diferencia entre acreedor y deudor? Te lo explicamos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Acreedor y deudor pueden parecer términos simples, y a primera vista lo son, pero los aspectos prácticos de cómo pueden aplicarse los dos términos pueden resultar sumamente confusos, sobre todo si se trata de una pequeña empresa. Como ocurre con muchos términos financieros, es fácil confundirlos, por lo que es importante entender claramente la diferencia entre acreedor y deudor.

¿Qué es un acreedor?

Un acreedor es un término utilizado en la contabilidad para describir a la persona, organización o un organismo gubernamental a la que se le debe dinero, ya que ha proporcionado bienes, servicios o préstamos a otra persona física o jurídica. Estos no tienen por qué ser en efectivo: un préstamo puede comprender cualquier cosa que tenga un valor percibido o práctico, por ejemplo, acciones o material.

Esta entidad puede cobrar intereses por el dinero prestado como forma de ganar dinero. Esto puede ser un interés sobre los pagos de préstamos bancarios o de tarjetas de crédito. El término «acreedor» no es exclusivo de ningún campo o institución en particular. Es muy posible que tú, como pequeña empresa, te encuentres siendo el acreedor de un deudor.

Estos son algunos ejemplos de acreedor:

  • Acreedores reales: Un acreedor real es una institución financiera, como un banco o un emisor de tarjetas de crédito.
  • Acreedores personales: Son amigos o familiares a los que debes dinero.

¿Qué es un deudor?

Un deudor es la parte que debe dinero a otra parte en una relación comercial o jurídica. Puede ser una sola persona, puede ser una pequeña empresa, puede ser una gran empresa, incluso puede ser un gobierno. Si se debe dinero, la parte que debe ese dinero se conoce como deudor.

Por lo general, además del valor del préstamo, habrá intereses adicionales. Aquí es donde el incentivo llega al dinero del préstamo: el interés puede considerarse como un beneficio de la transacción. Es muy posible ser un deudor y tener deudores al mismo tiempo, particularmente como una pequeña empresa.

Estos son algunos ejemplos de deudor:

  • Deudores comerciales: Un deudor comercial es aquel que debe dinero a sus clientes.

Que diferencia hay entre un acreedor y un deudor

1. Préstamos monetarios

Cuando se trata de préstamos, no es raro que el acreedor exija al deudor un pacto de préstamo, garantías o avales personales. Esto se debe a que la suma involucrada suele ser grande y el crédito se extiende por un largo período de tiempo.

El acreedor como tal necesita cubrir el riesgo de prestar una suma considerable de dinero y, por lo tanto, se requiere algún tipo o forma de garantía. Otro aspecto que cabe señalar es que los acreedores que prestan dinero en la mayoría de los casos pueden dedicarse únicamente a prestar dinero.

la diferencia entre acreedor y deudor se ve en las cuentas remuneradas

2. Proporcionar un crédito

El acreedor está concediendo una cantidad relativamente pequeña de crédito a un deudor por un período corto de tiempo, por lo que le preocupa más el tamaño de la línea de crédito concedida y las condiciones de pago que la necesidad de garantías colaterales o personales.

La entidad que concede el crédito se dedica a la venta de bienes o servicios, y solo se dedica a la concesión de crédito como función auxiliar. Puede ser necesario extender el crédito simplemente para ser competitivo en el mercado.

Podemos deducir fácilmente que el préstamo de dinero suele ser realizado por bancos y otras instituciones financieras similares, mientras que el crédito suele ser otorgado por empresas en su curso normal de operaciones. También es importante señalar que las empresas suelen ser tanto acreedoras como deudoras.

Ejemplos de acreedor y deudor

Un escenario típico de un acreedor y un deudor en la vida cotidiana sería una compañía de tarjetas de crédito (acreedor) que ha emitido una tarjeta de crédito a un cliente (deudor) una vez que han firmado un contrato legal. En él se indicarán los intereses que el deudor pagará por el saldo pendiente y el límite de gastos que se le ha asignado.

Cuando ese usuario de la tarjeta gasta dinero en esa tarjeta de crédito, está esencialmente pidiendo prestado dinero a la compañía de la tarjeta de crédito para pagar servicios o bienes. La compañía de la tarjeta de crédito cobrará un 5 % de interés por cada préstamo en este ejemplo, lo que significa que el deudor pagaría un 5 % de interés sobre el saldo pendiente hasta que se liquide.

Hay muchos más ejemplos en la vida diaria cómo:

  • En la compra de algunos bienes a plazos, el vendedor sería el acreedor y el comprador el deudor.
  • La compañía telefónica sería el acreedor contra las facturas de móviles que no han sido pagados.
  • Antes de la demora en el pago de cualquier impuesto, la Agencia Tributaria sería el acreedor.

Conclusión

Ahora ya sabes que hay diferencia entre un acreedor y un deudor y cómo hacer que estos dos conceptos esenciales en el campo de la contabilidad difieran entre sí. Las ideas de acreedor y deudor son los pilares en los que se basan muchas teorías y conceptos contables. Estos son los conceptos básicos, y son relevantes en el trabajo práctico y teórico diario de los contadores de todo tipo en todo el mundo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.