Recursos de propiedad común

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Fuente igualmente importante de deseconomías externas es la utilización de los recursos de propiedad común, que son aquellos bienes o factores productivos a los que todos los individuos tiene acceso libre (no es necesario pagar por ellos) pero que se hallan limitados en cantidad (bancos de pesca, animales salvajes, recursos minerales…)

La utilización de estos recursos a coste cero da origen a un fallo de mercado, porque los individuos o empresas carecerán e incentivos para invertir en su mejora o renovación, los sobreexplotarán y acabarán exponiéndolo al riesgo de desaparición.

Ciertamente, las empresas o los individuos que exploten estos recursos lo harán en función de los beneficios y de los costes individuales de sus actividades sin tener en cuenta que, por tratarse de recursos cuantitativamente limitados, un uso excesivo de los mismos perjudicará a otros posibles usuarios o beneficiarios. Estas deficiencias del sistema de economía de mercado vuelven de nuevo a precisar de la intervención Pública para conseguir el reajuste óptimo entre la producción/consumo total y las presencias sociales.

Tres son, básicamente, las formas en que el Sector Público puede tratar de lograr el nivel de explotación óptimo de un recurso de propiedad común:

  • La división del recurso de propiedad común entre individuos o empresas
  • Regulación. (licencias, etc…)
  • Imposición. (impuesto sobre las capturas…)
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.