Nuestro Facebook Nuestro Tiwtter Subscribe al Feed

Concepto de actividad financiera

La actividad financiera puede definirse como el conjunto de elecciones o decisiones económicas que se materializan en la realización de ingresos y gastos públicos.

Si la actividad económica general puede concebirse como la administración de los recursos escasos de la sociedad, la actividad económica del Sector Público se sustanciaría en las decisiones económicas adoptadas por las entidades públicas, y, a su vez, la actividad financiera, como parte de esta economía pública, se concretaría en las decisiones instrumentadas mediante los programas de ingresos y gastos.

Las característica que comporta la actividad financiera del Sector Público son :

  1.  Carácter político. La actividad financiera se halla investida de un carácter político que emana del poder coactivo que detenta el Sector Público.
  2. Efectos económicos del proceso de gastos e ingresos públicos como campo problemático.  Los problemas básicos de la Hacienda Pública no son cuestiones financieras y monetarias, sino las repercusiones económicas reales del proceso de ingresos y gastos públicos. No se ocupa de dinero, liquidez o mercados de capital, sino de problemas tales como la asignación de recursos, distribución de la renta, estabilidad de precios, pleno empleo y desarrollo económico. Los elementos de partida de la actividad financiera serían los gastos e ingresos públicos y su campo problemático los diversos efectos inducidos por ella sobre la administración de los recursos escasos de la sociedad.
  3. Presupuesto como centro de las elecciones económicas del Sector Público. En todas las sociedades, ese conjunto de decisiones financieras programadas por la Economía Pública se recogen en el presupuesto del Estado.
  4. Subordinación al sistema económico imperante. La definición del campo problemático de la actividad financiera se halla supeditada, como punto de partida, a la naturaleza del sistema económico en el que esta se enmarque. En las economías de mercado la actividad financiera viene delimitada, dentro de  la economía pública, por su referencia al proceso de ingresos y gastos públicos. En las economías socialistas de planificación central, el presupuesto estatal se  integra en el plan financiero y éste en el plan económico general de tal manera que no sólo se refiere a los ingresos y gastos públicos, sino también a los sectores monetario, crediticio y bancario.
  5. Interdependencia y diferenciación entre las actividades públicas y privadas. Hay una clara relación de interdependencia entre lo público y lo privado , aun cuando el Sector Público se guía por unas motivaciones totalmente diferentes a las de las unidades económicas privadas. Resulta necesario proceder a la demarcación entre el Sector Público y el resto de la economía nacional, así como concretar qué se entiende por ingreso público y por gasto público.
  6. Necesidad de clasificación y medición de las operaciones económicas del Sector Público. La delimitación del contenido de la actividad financiera exige una clasificación de los ingresos y gastos públicos coherente con criterios metodológicos, al objeto de poder apreciar su encaje y funcionalidad en el seno de la economía del Sector Público y del conjunto global de la economía. De especial interés a estos efectos es el estudio de las operaciones económicas del Sector Público en el seno de los sistemas de contabilidad nacional, tablas «input-output», análisis de flujos financieros, etc. Una adecuada clasificación y medición de las · operaciones económicas del Sector Público es un requisito indispensable para poder conocer su dimensión y su papel en la economía nacional.
  7. Evolución ascendente. Un último rasgo que ha caracterizado a la actividad financiera en las economías mixtas de mercado ha sido su elevada y creciente importancia a lo largo del siglo pasado.

Los hacendistas partidarios de delimitar la Hacienda Pública por su carácter instrumental han considerado tradicionalmente a esta disciplina como una parte integrante de la Economía Pública o Economía del Sector Público, cuyo objeto de estudio queda especificado por las actividades públicas generadoras de procesos de ingresos y gastos públicos. Ambas disciplinas –la Economía Pública y la Hacienda Pública- se configurarían, de este modo, como ramas o partes de la Economía o Ciencia Económica general.


top bar
bottom bar

Comparte este artículo:


Sigue nuestras actualizaciones

Recibe las noticias por email:

« »

1 comentario

  1. Excelente explicación, muy bueno.
    Contestar
    top bar
    ade
    25 noviembre 2013 @ 12am
    bottom bar

Dejar un comentario